Orar, creer y esperar

Lo mejor de ser mamá

En ocasiones creemos  que somos útiles sólo cuando hacemos algo “productivo” de lo contrario creemos que estamos perdiendo el tiempo, y olvidamos que la quietud y el descanso renuevan nuestras fuerzas y aclaran la mente para llevar a cabo nuevas ideas que ejecutar.

Te invito a disfrutar de la maternidad sin culpas ni remordimientos. Soy una mamá tan real como tu. Compartiré contigo de mis vivencias como mujer, esposa y madre; al igual que productos, lugares, actividades y servicios, elegidos pensando en ti.
Bienvenida!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *