Por mucho tiempo pensé que lo más importante era sólo mi ser interior, pero esto siempre fue una manera de excusarme para no prestarle atención a mi cuidado externo como mujer.

Sigo pensando que mi ser interior es lo más valioso que debo cultivar, pero ya lo veo desde otra perspectiva; más integral, sin prototipos, sin limitaciones, sin extremismos, y sin excusas. Aprendí a darme mayor valor y aprecio, a verme como Dios me ve, a reflejar una mejor versión de mi amor propio y respeto a la presencia de los demás. 

 

Aunque el cuidado externo no es necesariamente un reflejo de lo interno, definitivamente lo interior si se verá reflejado en lo externo. Entonces, es bueno preguntarse: Estoy dispuesta a reflejar una mejor versión de mi amor propio prestando más atención a mi salud y presencia? 

Esto es algo que lleva tiempo asimilar e incorporar de nuevo a nuestras vidas y mucho más cuando nos hemos convertido en madres; pero recuerda que cuidar también de ti es muy importante te da energía y te hace sentir bien, y eso es algo que ayuda a tu #familia.

Yulissa http://www.instagram.com/lomejordesermama

About Yulissa

No dudar de ti, de tu instinto, de tu poder y de tu fuerza como Mujer y Madre, es lo más poderoso.
Bienvenida!

Comparte ✨: